0

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son cientos de enfermedades que se contagian a través del contacto entre personas e impiden el disfrute pleno de la sana sexualidad entre parejas. Estas pueden ser virus, bacterias, hongos y parásitos.

Pueden ir desde:

  • Infecciones asintomáticas
    Virus del Papiloma Humano, en donde el varón, por ejemplo, puede no tener manifestaciones físicas. Sin embargo, a pesar de ser un portador asintomático, podría contagiar a su pareja sexual con VPH de alto grado, y ella posteriormente desarrollar un cáncer de cérvix.
  • Infecciones con manifestaciones locales
    Como la gonorrea, en donde podemos presentar descargas purulentas a través del pene o vagina; o las úlceras que observamos en la sífilis o el cancroide.
  • Infecciones mucho más serias y complicadas
    Como los abscesos tubo ováricos asociados a la gonorrea y la chlamydia, asociados a esterilidad y peritonitis; o la neurolues, asociada a anos de infección con sífilis.

En Emergencias Médicas valoramos muchas enfermedades de transmisión sexual, principalmente las vaginosis bacterianas y los condilomas.

Ocasionalmente, valoramos pacientes en las que se sospecha que tienen abdómenes agudos asociados a abscesos tubo ovárico. Sin embargo, en estos casos el diagnóstico definitivo se alcanza en el centro médico.

La mejor forma de combatir las ETS es evitando conductas de riesgo, evitando la promiscuidad y protegiéndose con métodos de barrera al tener cualquier tipo de relación sexual.

Ninguna bolita, ninguna secreción, ninguna picazón es normal a nivel de nuestros órganos sexuales. Al detectar alguno de estos síntomas se debe consultar inmediatamente al médico para el diagnóstico etiológico preciso e inicio del tratamiento para prevenir complicaciones mayores.

Facebook
(506) 2290-5555
info@emergenciasmedicas.com
Avenida 5, Boulevard Ernesto Rohrmoser. Calles 78 y 80, San José, Costa Rica.